Instituto Familia y Adopción: generando una nueva cultura de la adopción.

El Instituto Familia y Adopción es un proyecto que nace de la voluntad de profesionales, adoptados y padres/madres adoptivos para ofrecer acompañamiento y asesoramiento en la adopción. Trabajando preventivamente para hacer conscientes a las familias adoptivas de su función reparadora y fortaleciendo el vínculo con sus hijos/as, su autoestima y su resiliencia. Asesorándolos y acompañándolos en cualquier duda, consulta o dificultad que tengan, ya sea de tipo médico, psicológico/emocional o de cualquier otro tipo.

El proyecto tiene una doble finalidad:

  1. Ofrecer herramientas y recursos formativos, terapéuticos y de salud a las familias adoptivas y a los profesionales para prevenir y tratar adecuadamente situaciones específicas de estas familias.

  2. Ofrecer recursos y orientación psicopedagógica a los niñ@s adoptados.

La adopción es un proceso muy complejo en el que pueden intervenir muchas variables: condiciones de abandono del@ menor, consecuencias de la institucionalización, tasas de alcoholismo del país de procedencia, no seguimiento sanitario del embarazo, poco control de los contaminantes ambientales, etc.

El hecho de adoptar un@ niñ@ del cual a menudo no se sabe nada o poca cosa, a menudo pone de relieve complicaciones de salud, autoestima, identidad, relación o escolarización.

Las investigaciones realizadas, tanto en países con más años de experiencia como en el nuestro (Cyrulnik 2006; Gindis 2007; Brodzinsky 2002; Rygaard 2008; Amorós, 1987; March, 1993; Ferrà, 1998; Palacios, Sánchez-Sandoval y Sánchez, 1997; Panchón, Freixa y Gil, 2000) coinciden en remarcar las consecuencias de las primeras vivencias de carencia (tanto física como emocional) a lo largo de la infancia. Por eso es necesario ofrecer los recursos asistenciales más adecuados en cada caso y de manera preventiva ya que la falta de ellos puede desembocar en problemáticas más graves. Es esencial que la familia y de l@s profesionales que interaccionan con ell@s estén informad@s y preparad@s para cumplir esta función reparadora.

Las familias creen que la adopción en sí misma ya cumple esta función reparadora ("el amor todo lo puede") y, a veces, no les resulta fácil reconocer las consecuencias de las pérdidas y falta de estimulación de est@s menores. Los factores de riesgo antes mencionados están presentes con más frecuencia en est@s niñ@s adoptad@s, aunque estos problemas no sean intrínsecos al hecho mismo de la adopción.

El correcto desarrollo del@ adoptad@ en todo su potencial depende en gran parte de que la familia y el/la profesional que interviene acepte estas características y se prepare y forme adecuadamente para ejercer esta función reparadora.

El amor es necesario pero no suficiente.

En tod@ niñ@ adoptad@ ha habido un abandono en edades muy tempranas y por lo tanto un vínculo inseguro que l@s hace ser muy frágiles, vulnerables y algunas veces con una cierta dificultad para manejar sus emociones. El hecho de haberse visto privad@ de contacto físico y afectivo puede hacer más lento y a veces ralentizar el desarrollo psicológico y social del@ niñ@. El niñ@ debe elaborar el luto por sus pérdidas y su madre y/o padre deben ayudarle y acompañarle en este proceso, poniendo palabras y sentido a los cambios que ha sufrido. Junt@s han de establecer vínculos sólidos y crear una identidad segura y positiva.
Es por ello que el proyecto se propone crear un servicio de referencia nacional, integrador e interdisciplinar de acompañamiento y asesoramiento en la adopción.
Gestionando el conocimiento que ya existe sobre adopción a través de la web (estudios de investigación, conferencias, experiencias personales de familias, recursos y herramientas puestas en marcha por los profesionales de nuestro país y de otros que ya tienen más experiencia que nosotr@s en estos temas).

Clasificando, sistematizando y ordenando esta información de una forma clara para que los profesionales y las familias puedan acceder a ella fácilmente. Generando una nueva cultura de la adopción basada en la función reparadora.

También es necesario ofrecer formación a las familias y a los profesionales, orientación educativa, y apoyo psicopedagógico a les menores con dificultades en el aprendizaje. Así elaborar una red multidisplinar de profesionales muy preparados (psicólog@s, pedagog@s, maestr@s, logoped@s, psicomotricistas, pediatras, neurólogos, psiquiatras...) donde acudir por parte de las familias adoptivas y que puedan hacer frente a las consultas y situaciones que se presentan.
Dotar, así, a estas familias adoptivas, a l@s adoptad@s y a los profesionales de herramientas y recursos para preveer y tratar situaciones de riesgo que podrían poner en peligro su desarrollo físico y emocional o el vínculo familiar.

 

Manuel Campo Vidal entrevista a Eva Gispert, Directora del Instituto Familia y Adopción

(Vídeo en catalán)